Trasplante de riñón

Una alternativa de tratamiento para el paciente con enfermedad renal en estadio V es el trasplante de riñón.

Trasplante de riñón de un donante vivo

Los trasplantes son más exitosos cuando el riñón proviene de un familiar vivo. Después de un año de recibir el riñón de un familiar vivo, alrededor del 97% de las personas permanece con vida. Transcurridos 5 años, la cifra ronda el 835. Es fundamental que exista una fuerte compatibilidad cuando se utiliza un riñón proveniente de un donante vivo.

Trasplante de riñón de un donante cadáver 

Otra opción  para trasplante es el riñón proveniente de un donante cadáver (un riñón de una persona sin vínculo sanguíneo que ha fallecido). En el caso de las personas que reciben un riñón de un donante cadáver, aproximadamente el 93% permanece con vida luego de un año y el 75% se encuentra con vida pasados los 5 años.

No existen evidencias claras en cuanto a la importancia de la compatibilidad del HLA en el caso de riñones cadavéricos. Algunos médicos creen que, por lo menos en el caso de las personas afroamericanas, todos los riñones cadavéricos tienen las mismas probabilidades de ser aceptados o rechazados, sin importar la compatibilidad del HLA.

Desafortunadamente, hay muy pocos riñones para todas las personas que los necesitan. La cantidad de donantes de órganos no es suficiente. Esas cifras quizás causen temor, pero las personas que padecen insuficiencia renal morirán si no reciben tratamiento. Para los pacientes que optan por el tratamiento con diálisis, sólo alrededor de un tercio permanecen con vida después de transcurridos 5 años. Por lo tanto, si bien el trasplante de riñón es una operación que reviste seriedad, ofrece la mejor alternativa de supervivencia y mejor calidad de vida a las personas con enfermedad renal en estado V.

La escasez persiste aun cuando cada persona recibe un sólo riñón por vez. Si bien normalmente el cuerpo posee dos riñones, podemos vivir con uno sólo, siempre y cuando el riñón esté sano y funcione correctamente.

Nuestro organismo está dotado de un complejo sistema que le permite discriminar sus propias partes u órganos, de otros extraños. Con el fin de que el cuerpo acepte el órgano del donante, los médicos procuran que el donante y el receptor del órgano sean compatibles en cuanto al tipo de antígeno leucocitario humano (HLA), que es un tipo de proteína que se encuentra en la sangre.

A pesar de que entre el donante y el receptor puede existir la mejor compatibilidad de HLA, es posible que el organismo no reconozca el nuevo riñón como propio. Por ese motivo, las personas con trasplante de riñón deben tomar ciertos medicamentos por el resto de sus vidas. Esos medicamentos se denominan inmunosupresores porque deprimen al sistema inmunológico para evitar que rechace el nuevo órgano. A pesar del uso de esos medicamentos, algunos trasplantes de riñón no tienen éxito. Cuando el organismo ataca al nuevo riñón por considerarlo extraño, se dice que se produjo un rechazo.

Los medicamentos inmunosupresores tienen efectos no deseados. Si bien la supresión de las funciones del sistema inmunológico sirve para evitar que dicho sistema detecte al órgano extraño, al mismo tiempo y por la misma razón, también impide la detección de infecciones. Como consecuencia, las personas son susceptibles a infecciones. Así mismo, los medicamentos inmunosupresores también pueden provocar varios efectos colaterales.

El nuevo riñón no cura la diabetes, y la enfermedad puede dañarlo tal como lo hizo con los dos anteriores. Sin embargo, antes de que los riñones originales de la persona dejaran de funcionar, pasaron varios años. Si, efectivamente, el nuevo riñón desarrolla nefropatía diabética, también pasarán años antes de que deje de funcionar y el buen control de la diabetes enlentecerá la progresión del daño renal.

¿A quién se le debe practicar un trasplante de riñón?

Principalmente, el trasplante de riñón se efectúa en pacientes cuya función renal ha cesado, irrevocablemente. Algunas enfermedades de los riñones, si se detectan a tiempo, pueden resolverse. Se aplica el tratamiento de trasplante cuando se presenta una enfermedad renal terminal.

Tipos principales de trasplante de riñón

Trasplante de un donante vivo:

• Cuando el donador está vivo puede ubicarse en una o dos categorías:

– Un familiar sanguíneo (llamado donador de trasplante en vida con relación familiar): Un familiar sanguíneo puede ser uno de los padres, un hermano, una hermana, o un hijo.

  – Familiar no-sanguíneo (llamado donador de trasplante en vida sin relación familiar): Este podría ser un amigo cercano ó un miembro familiar no sanguíneo tal como el esposo(a), hijastro(a), ó padre adoptivo/hijo adoptivo.

 • La donación de riñón de una persona familiar o no familiar es preferida porque le ofrece la mejor oportunidad para conseguir un riñón de buena calidad en el menor tiempo de espera posible.

• El donador que está vivo tiene que ser completamente evaluado para asegurarse de que al removerle un riñón no le hará daño a su salud. Este proceso de evaluación es diferente en cada centro de trasplante.

• El ser un donador en vida no lo  pone a riesgo de problemas futuros de salud.

• No existen garantías de que alguien que desee donarle un riñón va a ser capaz de hacerlo porque pueden haber problemas de salud, emocionales y sociales.

El trasplante de un donante fallecido:

• Si un donador en vida no es una opción, su nombre será puesto en la lista de espera para trasplante de un donador fallecido.

• Esta es la clase de trasplante, en la cual el riñón que será trasplantado es sacado de una persona que ha sufrido muerte encefálica. La familia de la persona con muerte cerebral ofrece el riñón de la persona, voluntariamente con el propósito de ayudar a otros.

• Los riñones de las personas fallecidas son un preciado recurso, y este programa está
hecho para permitir un acceso igual a todos los pacientes que necesitan un riñón para trasplante. Este sistema balancea las necesidades de los pacientes que han esperado por más tiempo con la meta de transportar riñones que tengan una buena compatibilidad.

• En general, la espera por un riñón de un donante cadáver es más larga que una de un donador en vida y no hay garantía de que el paciente recibirá un riñón de una persona ya fallecida.

Riesgos y Beneficios 

Los trasplantes de riñón son menos riesgosos en las personas que no padecen enfermedades cardíacas ni vasculares. Antes de realizar el trasplante, el médico estudiará el sistema circulatorio para comprobar que esté lo suficientemente sano para soportar el riesgo que conlleva la operación.

Como sucede con cualquier operación, cuanto más saludable se encuentre el paciente, mejor podrá sobrellevar el estrés físico de la intervención quirúrgica y el período de recuperación. Entre los posibles efectos secundarios de la cirugía se encuentran las hemorragias y las infecciones.

Los medicamentos inmunosupresores son agresivos para el organismo, y a pesar de eso las personas que reciben trasplantes deben tomarlos el resto de sus vidas. La azatioprina y la ciclosporina, dos medicamentos que se utilizan con frecuencia, aumentan sus probabilidades de contraer infecciones y tienen otros efectos colaterales. Será necesario que evite el contacto con personas que tienen infecciones, tales como resfrío o gripe. Además, no podrá vacunarse sin antes consultar con su médico.

El ajuste de las dosis de estos medicamentos permite disminuir los efectos no deseados, por eso el paciente trasplantado debe acudir periódicamente a su control médico. Esos medicamentos también pueden dañar los riñones. Por ejemplo, la utilización de cualquiera de esos medicamentos durante el transcurso de varios años puede incrementar el riesgo de padecer algunas clases de cáncer.

Como consecuencia de esos riesgos, solamente se somete a trasplantes de riñón a las personas cuyos riñones ya no funcionan.

Fuente: Organización Nacional de Trasplante de Venezuela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s