Enfermedad crónica de los riñones

Casi todos los problemas de los riñones ocurren lentamente. Una persona puede tener una enfermedad silenciosa de los riñones por muchos años. La pérdida gradual de la función renal se llama insuficiencia renal crónica o enfermedad renal crónica.

Enfermedad renal terminal

El estado en el cual hay insuficiencia renal total o casi total y permanente, se llama enfermedad renal terminal. Las personas con esta clase de enfermedad deben someterse a diálisis o a trasplante para conservar la vida.

¿Cuáles son los signos de enfermedad de los riñones?

Es posible que en las primeras etapas de la enfermedad de los riñones las personas no se sientan enfermas. Los primeros signos de enfermedad pueden ser generales: dolores de cabeza frecuentes o cansancio o picazón por todo el cuerpo.

Si la enfermedad de los riñones empeora, tal vez la persona necesite orinar con más o menos frecuencia que antes. Quizá pierda el apetito, sienta nauseas o tenga vómito. Las manos o los pies se hinchan o se duermen. Es posible que se sienta soñoliento o tenga problemas de concentración. La piel puede oscurecerse. La persona puede sufrir calambres musculares.

¿Cómo detectará el médico la enfermedad de los riñones?

En primer lugar, probablemente el médico enviará muestras de orina y sangre al laboratorio para análisis de las sustancias que no deben contener. Si la concentración de creatinina o de urea en la sangre es excesiva y si la orina contiene proteína, es posible que los riñones no funcionen en la debida forma.

Creatinina

La creatinina es un desecho que se acumula en la sangre por la descomposición normal de los músculos durante la actividad. Los riñones sanos retiran la creatinina de la sangre y la llevan a la orina para que salga del cuerpo. Cuando los riñones no funcionan bien, la creatinina se acumula en la sangre.

En el laboratorio, se examinará la sangre para ver cuántos miligramos de creatinina hay en un decilitro de sangre (mg/dL). Las concentraciones de creatinina en la sangre pueden variar y cada laboratorio tiene su propia escala normal. En muchos laboratorios, la escala normal de creatinina es de 0,6 a 1,2 mg/dL. Si su concentración de creatinina es solo ligeramente superior a la escala normal, quizá usted no se sienta enfermo, pero la elevación es señal de que los riñones no funcionan a su máxima capacidad. Una fórmula para estimar la función renal indica que una concentración de creatinina de 1,7 mg/dL en la mayoría de los hombres y una de 1,4 mg/dL en la mayoría de las mujeres equivale a 50 % de la función renal normal. Pero, como los valores de creatinina son tan variables y pueden ser afectados por la alimentación, quizá necesite someterse a exámenes regulares con el fin de determinar la concentración de creatinina para ver si su función renal ha disminuido.

Para referirse a la medida de creatinina en la sangre, el médico puede emplear los términos creatinina sérica. No hay que confundir el valor de la creatinina sérica con el valor de la eliminación de creatinina.

Eliminación de creatinina

La eliminación de creatinina es una medida de la velocidad con que los riñones retiran la creatinina de la sangre. La eliminación se mide en mililitros por minuto (ml/min). Los médicos solían exigir que se recogiera orina durante 24 horas para medir la eliminación de creatinina directamente, pero han descubierto una fórmula en que se emplea el valor de la creatinina sérica, la edad, el peso, la concentración de urea en la sangre y la raza del paciente para hacer un cálculo preciso de la eliminación de creatinina.

En el caso de los hombres, una tasa normal de eliminación de creatinina es de 97 a 137 mL/min. En el caso de las mujeres, la tasa normal es de 88 a 128 mL/min. Si su valor es inferior a esa escala normal, los riñones no están trabajando a su máxima capacidad.

Concentración de urea en la sangre

La sangre transporta proteína para ser usada por las células de todo el cuerpo. Después de que las células usan la proteína, los desechos restantes se devuelven a la sangre en forma de urea; un compuesto que contiene nitrógeno. Los riñones sanos retiran la urea de la sangre y la envían a la vejiga en la orina. Si los riñones no funcionan bien, la urea se quedará en la sangre.

Un decilitro de sangre normal contiene de 7 a 20 miligramos de urea. Si la concentración de urea en la sangre pasa de 20 mg/dL, es posible que los riñones no estén funcionando a su máxima capacidad. La deshidratación y la insuficiencia cardiaca son también posibles causas del aumento de la concentración de urea en la sangre.

Proteinuria

Los riñones sanos retiran los desechos de la sangre, pero dejan la proteína. Los riñones afectados pueden dejar de separar la proteína de los desechos. La proteinuria significa que hay proteína en la orina, lo que es una señal de función renal deficiente. Si la orina hace espuma en el sanitario, puede tener una alta concentración de proteína. Su médico puede hacer una prueba de proteína con un palillo de inmersión en una pequeña muestra de orina tomada en el consultorio. El color del palillo indica la presencia o ausencia de proteinuria.

Otros exámenes

Toma de imágenes de los riñones: Si los análisis de sangre y orina indican que se ha reducido la función renal, el médico puede recomendarle otros exámenes que ayudarán a determinar el problema.

Los métodos de toma de imágenes (fotografías) de los riñones comprenden ultrasonido, tomografía computada (exploración por tomografía computada) y producción de imágenes por resonancia magnética (MRI). Estos instrumentos son sumamente útiles para descubrir el crecimiento o bloqueo anormal de la corriente de orina.

Biopsia de los riñones: Es posible que el médico desee estudiar al microscopio un pedacito del tejido renal. Para obtener esa muestra de tejido, se debe realizar una biopsia de los riñones, que es un procedimiento efectuado en el hospital, y en donde el médico introduce una aguja a través de la piel del paciente en la parte de atrás de los riñones. La aguja saca un pedazo de tejido de 1 a 1,5 cm de longitud. El paciente deberá estar en posición prona (es decir, boca abajo) sobre una mesa y recibirá anestesia local para insensibilizar la piel. El tejido de muestra ayudará al médico a determinar los problemas existentes en las células de los riñones.

Fuente: Organización Nacional de Trasplante de Venezuela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s